Muchas personas en Gran Canaria tienen ingresos muy bajos o están en paro temporal o de larga duración. Ayudamos con una distribución mensual de alimentos. Las visitantes en los cultos donan alimentos duraderos o dinero, para que podamos ayudar a unas 30 personas al mes.

También recogemos ropa y zapatos, los clasificamos y lavamos, y los entregamos a familias necesitadas.

El 10% de la colecta del domingo se destina a nuestro fondo social. Con este dinero ayudamos rápidamente, sin burocracia y de forma selectiva.

Somos conscientes de que esta ayuda selectiva no suele resolver los problemas de las personas a largo plazo. Sin embargo, ayudan a mantener y son una expresión de devoción y caridad. Queremos dar esperanza a la gente a través de nuestros proyectos sociales.

También ofrecemos clases de alemán gratuitas. Esto da a las personas mejores oportunidades a la hora de buscar trabajo en el sector del turismo.

Una idea más reciente, que aún está en sus inicios, es nuestro apoyo a las empresas de nueva creación. De este modo, queremos utilizar la experiencia y los préstamos para ofrecer a las personas que nos convencen con su visión una ayuda para la puesta en marcha, de modo que puedan vivir el deseo de su corazón.

De vez en cuando hacemos campañas especiales, como “Navidad en una caja de zapatos”. Todos los años recibimos regalos de los padres de los niños del Colegio Alemán Las Palmas, que distribuimos entre los niños necesitados. En 2020, hubo unos 60 regalos, que pudimos distribuir gracias a nuestra campaña “Camino Navideño”.